jueves, 13 de abril de 2017

Evangelio segun Mateo Pelicula Completa en espanol

 DE DIA O DE NOCHE?



Muchas personas creen que no se debe hacer oración o meditación en la noche,  algunas lo tachan de satanismo o brujería por el simple hecho de orar o  meditar en la noche. Pero en la Biblia Cristo les pide a sus apóstoles que  hagan oración con el en el huerto de Getsemaní y era en la noche. También  pedro 4.7 dice: el fin de todas las cosas esta cerca, vivan pues con  sensatez y dediquen sus noches a la oración.
Creo que si leemos la Biblia comprenderemos que no importa la hora para  hacer oración, es mas, creo que debemos estar en oración siempre!.
Esto no quiere decir que debemos estar rezando todo el día, porque una cosa  es rezar y otra hacer oración.

El rezar es repetir una y otra vez una oración y es bueno porque estas  repeticiones elevan nuestra frecuencia, limpian nuestra aura y nos ayudan a  abrir nuestro corazón.
La oración es el hablar con Dios, es el agradecer por ti y pedir por los  demás, es el bendecir a todos aquellos que se crucen en tu camino, es el  entrar en tu interior y escuchar la palabra de Dios (meditación).
La oración es la creación de energías divinas, cuando tu oras las creas,  cuando las creas las envías, y cuando las envías te llenas de luz.
Todos los días estamos frente a personas y situaciones por las cuales podemos pedir, y al pedir pues estamos en oración.
Cuando estoy en casa limpiando o cocinando  pido por los países en  guerra, por los que sufren catástrofes, en fin, por todo el planeta.
Cuando  salgo a la calle voy bendiciendo a toda persona que veo:
Si es pobre, pido sustento para el y su familia
Si es gordito, pido que reciba mucho amor y que lo vea.
Si veo a un malencarado, pido paz y armonía
Si veo a alguien enfermo, pido por su sanación.

Si veo jóvenes, pido que encuentren a Dios, o que se interesen por buscarlo.
Si veo gente mayor, pido porque Dios les perdone todos sus karmas y si veo niños, les pido a sus Ángeles guardianes que los protejan contra todo mal..
En fin hay tanto que pedir, tanto que dar y tanto que crear.

Creo que los que nos hemos comprometido a seguir a Dios debemos estar todo  el día en oración, todo el día en gracia, todo el día en misericordia y en luz!.
Debemos irradiar luz, y esto es creando energías al pedir por los demás,  porque cuando lo hacemos es cuando hay amor en nosotros, es cuando pones a  Dios sobre ti y delante de ti.

Cuando yo deje hace tiempo de pedir por mi y empecé a pedir por los demás,  Dios me lo dio todo!

Por eso yo les pido, abran su corazón para que irradien la luz de Dios.
Pidan por los demás, porque al hacerlo aprenderán a amar.
Bendigan a todos, y mas a aquellos que les hacen mal o les desean el mal,  porque al hacerlo aprenderán a perdonar..

Y hagan oración de día y de noche, siempre!, para que seamos llamados verdaderos  hijos de Dios.